Promociones especiales

Los perros nos motivan a ir a trabajar

  admin  

 (31)    (3)    0

  Perros

Siempre hemos considerado a los perros como los mejores amigos del humano, debido a su capacidad de escucharnos de atención y de protección. Hoy en día hay bastantes estudios que exponen que su presencia en nuestro entorno laboral mejora tanto nuestro bienestar como nuestra salud aumentando además nuestra productividad.

Un porcentaje muy alto (cerca del 60%) de los españoles sufren estrés en el trabajo, según el INE (Instituto Nacional de Estadística), cosa que repercute en la salud  en general. Aún así los perros pueden ser unos aliados fabulosos para mejorar esa realidad. Varios estudios científicos indican que jugar o acariciar a una mascota eleva los niveles de  oxitocina y reduce la producción de cortisol (hormona del estrés). De hecho, la entrada de los animales en el entorno terapéutico (hospitales, residencias) plantea el dilema de si los beneficios que producen en el entorno medico se pueden extrapolar en el estrés y la ansiedad que se desarrollan en el entorno laboral. Una investigación sobre la presencia de perros de empleados en los entornos laborales llevada a cabo por la Virginia Commonwealth University, en Estados Unidos, evidenció que las personas que trabajan en empresas que permiten llevar a las mascotas al lugar de trabajo sienten menos estrés que aquellas que no pueden llevarlas.

Los expertos llegaron a estas conclusiones estudiando las variaciones hormonales de cortisol, dopamina y oxitocina en tres grupos de empleados distintos: los que teniendo mascotas podían llevarlas al trabajo; los que teniéndolas no podían llevarlas al trabajo y los que no tenían mascotas. Todos eran trabajadores a tiempo completo y la muestra final del estudio fue de 75 personas.
 
En las primeras pruebas, realizadas por la mañana, no había ninguna diferencia entre los niveles de cortisol de los diferentes grupos. Las grandes diferencias se apreciaban en los auto-informes
completados por los participantes. El grupo que llevaba a las mascotas al lugar de trabajo redujo el estrés de manera considerable, igual que el grupo que no tenía mascotas. Pero en el grupo que tenía perros y no podía llevarlos al trabajo, el estrés aumentaba a medida que avanzaba la jornada laboral y terminaba siendo mucho más alto que el de los otros dos grupos. Esta es interesante, ya que el estrés observado los días en que el grupo que llevaba las mascotas al trabajo las dejaban en casa, era realmente igual. Estos resultados indican que a medida que pasa el día los propietarios son más conscientes de que sus mascotas están en casa, que las echen de menos cuanto más tiempo pasa y que se ven afectados por dejarlas solas en casa.

En Europa cada vez hay más interés por conocer los beneficios que aportan las mascotas en el trabajo, un estudio encargado por PURINA (2017) muestra que el 74% de los empleados españoles y el 68% de los europeos llevarían a sus mascotas al trabajo si se les permitiese, un 44% responde que lo haria a diario.

El estrés añadido que lleva la preocupación por las mascotas en casa llega a afectar a la productividad. Por lo que pasar tiempo con los animales de compañía en el trabajo aumenta el rendimiento y disminuye el estrés dando como resultado trabajadores más felices que hacen mejor su trabajo. Así cada vez más expertos señalan los beneficios de tener los animales de compañía en los lugares de trabajo porque ayudan a regular la tensión arterial y el ambiente laboral mejorando la eficiencia y la productividad, estimulando la creatividad e incrementan la sensación de felicidad de los trabajadores. Es un estímulo que beneficia a los empleados y a las empresas.

Otro estudio de la Universidad de Lincoln “Taking Dogs Into the Ofice” publicado en mayo de 2019 que aclara las dudas de las empresas sobre la posibilidad de que los perros en las oficinas puedan ser una distracción. Este estudio con un muestreo de 700 personas en diferentes partes del mundo dividiendo a los participantes en tres grupos: aquellos que llevan a sus perros al trabajo “con frecuencia”, aquellos que lo hacen ocasionalmente y aquellos que no lo hacen nunca. Este estudio se centra en el valor añadido que le aporta el cambio a los trabajadores que llevan a sus perros al trabajo frecuentemente, su compromiso con la empresa aumenta un 14,4% y su dedicación un 16,5%. El grupo analizado se siente un 15%mas satisfecho con el equilibrio entre su vida profesional y personal y su calidad de vida en el trabajo es un 16,6% superior a la media. Igualmente aumenta la percepción que los empleados tienen sobre su influencia en la toma de decisiones de su empresa (16,6% por encima de la media).
Los beneficios no son exclusivos de los empleados o de la empresa sino que también hay otro beneficio igual de importante que es que todo esto también influye en el estado de animo del perro, que como es un animal gregario estaría mucho más feliz.



 (31)    (3)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha

PayPal